agricultura2.jpg

Hay que poner freno a violaciones de precios e ilegalidades

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valorar 0.00 (0 Votos)


¿Y donde están las ferias de las que habló por radio el delegado provincial de la agricultura?, me preguntaron y aclaré que no se refería a ellas como las que estábamos acostumbrados a ver legalmente, sino a la venta por la libre de productos en cualquier parte ilegalmente y a precios abusivos. Frijoles y arroz a 25 pesos la libra, una mano de plátano burro en 20, la carne de cerdo a 45. ¿Quién aguanta?. Pero es verdad que no debemos llamar ferias al rebrote de ilegalidades que se manifiesta en la comercialización de productos agropecuarios. Vimos los mercados agropecuarios bastante bien abastecidos en abril, pero ante el desabastecimiento actual crece la ilegalidad como la mala hierba.
Y la tarea de enfrentarla no es solo de la agricultura, hace falta la unidad de todos los factores como tanto nos gusta repetir. En mi opinión hay blandenguería y falta de integración en el enfrentamiento a las violaciones e ilegalidades y no de ahora. Después de la Covid 19 palpamos un mayor accionar pero es insuficiente. Caminé las calles de Santa Clara durante dos horas este martes y hay viviendas convertidas en placitas, hasta con las cajas  similares a las de los mercados de acopio. Y olvídese usted de los precios topados, toda una burla a los que están para hacer cumplir la ley y al pueblo. No se trata solo de vendedores ilegales sino que muchos de los legales violan los precios establecidos como máximos. Al filo del mediodía de este lunes dos señoras discutían con el joven vendedor del punto de venta de la Cooperativa Ramón Pando Ferrer ubicada en Carretera central y Ciclón, porque la pata de cebolla solo tenía 16 cebollas y una de ellas podrida.
amalanga

 La justificación ofrecida es que ahora vale menos la cebolla y por tanto la pata puede tener de 16 a 20 unidades. “Me sirve como quiera”, me retó aquel joven solo por intervenir a favor de ambas mujeres, que al final no se llevaron la cebolla porque se negaron a ser estafadas. Me comuniqué en su presencia con el director provincial de inspección y supervisión para trasmitirle la queja por el maltrato, teniendo en cuenta que son ellos los encargados por el gobierno para hacer cumplir lo legislado, adoptar medidas y multar a los violadores. Este martes me llamó para decirme que el miércoles enviaría allí a inspectores del equipo provincial. Se comprometió a informarnos los resultados. Es necesario actuar con agilidad y energía contra los ilegales y violadores de precios en la comercialización de productos agrícolas que nos laceran por todas partes. La Covid 19 ha servido para reafirmarnos que nada es más importante que producir alimentos. Debe servir también para percatarnos que resulta muy grave permitir que se especule con lo poco que hemos podido producir.

Pin It

Escribir un comentario

Para comentar recuerde:
1- No utilizar palabras obsenas u ofensivas.
2- Que su comentario debe tener relación con el tema.
Los comentarios que no cumplan las políticas anteriores serán despublicados.