agricultura3.jpg

El tabaco oxigena nuestra economía

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valorar 0.00 (0 Votos)

Casi podría decir que nací debajo de un tendal de tabaco y desde entonces me enamoré de su aroma. Los años y el estudio me llevaron a defenderlo como el principal rubro exportable de nuestra agricultura. Nuestro “Habano” es el único producto que podemos exhibir como el mejor ante el mundo sin provocar ninguna discusión. Hoy existe mucho tabaco en almacenes de las últimas campañas, pero no por eso sería aconsejable que se permita reducir el área de siembra, porque los vegueros no se forman de un día para otro y la vida ha probado que aquel que deja de sembrar tabaco, difícilmente regrese a un semillero a buscar posturas. Se trata de una actividad compleja, muy técnica, difícil. El veguero hasta camina ligeramente encorvado a diferencia del ganadero. En Villa Clara desde la cosecha record de 147 mil quintales de la campaña 1985-86 que guarda mi memoria, la producción de tabaco comenzó a caer. Y todos los que han manifestado en estos años que sembrando menos lograrían más tabaco se equivocaron, las estadísticas no mienten. Este año deben plantarse mil 760 hectáreas, y digo este año y no esta campaña, porque el compromiso es sembrarlas todas antes del 31 de diciembre. Más importante que el plan es el real, porque se ha probado demasiadas veces que tabaco sembrado fuera de la época óptima significa botar los recursos. El otro extremo, demasiado temprano, también puede poner en peligro la vega, y afectar los rendimientos.

0606 producciones tabacaleras cuba

Este cultivo más allá de un acto que simboliza el inicio de campaña, reclama mucha exigencia tecnológica. Y si nadie desmiente que la mejor época de siembra es noviembre debiera llevarse a punta de lápiz aquel que no siembre en ese mes porque la base productiva está formada por vegueros individuales que si tienen la tierra preparada, posturas suficientes y los insumos llegan en tiempo, pudieran sembrar prácticamente toda el área en cuestión de semanas como se hace con la papa. Los vegueros tienen el incentivo del nuevo precio de más de 7 mil pesos por quintal de tabaco, pero es necesario salir definitivamente de los bajos rendimientos alcanzados hasta ahora lo que solo es posible con la llegada de los insumos cronometro en mano y la atención al cultivo con el esmero de un maquillista. Solo así podría superarse el rendimiento propuesto de una tonelada por hectárea como promedio en Villa Clara, muchas veces soñada y jamás alcanzada. Los mejores vegueros sin embargo, logran multiplicarlo. O sea, están muy cerca los ejemplos a seguir. Nadie debe olvidar que el tabaco oxigena nuestra economía.    

 

Pin It

Escribir un comentario

Para comentar recuerde:
1- No utilizar palabras obsenas u ofensivas.
2- Que su comentario debe tener relación con el tema.
Los comentarios que no cumplan las políticas anteriores serán despublicados.