noticias1.jpg

¿Para qué el Gobierno hace visitas?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valorar 4.50 (1 Voto)
Por Arturo Chang
Por estos días, el gobernador Alberto López Díaz estuvo de recorrido por el centro recreativo El Arcoiris, los organopónicos Las Marianas y La Riviera en Santa Clara, el Centro de Ceba Porcina Texico, de Caibarién, así como varias instalaciones de la avicultura.
En esos y otros centros ha estado acompañado de dirigentes de entidades y del propio Gobierno de Villa Clara, una provincia donde se mantiene un alto nivel de alerta para evitar un rebrote de la Covid-19 luego de enfrentar y controlar la zona de Camajuaní y tener a raya la pandemia en Mataguá.
La presencia de las autoridades gubernamentales es una clara señal de que la vida no se detiene, sino que estamos desarrollando la cultura de convivir con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin pánicos, pero cumpliendo las medidas sanitarias para continuar la obra diaria sanos y salvos.

CRT 0329

 
Estamos en presencia de ejemplos práctico de cumplir el propósito de convivencia con el peligroso e invisible patógeno, pero tales recorridos en las actuales circunstancias merecen una respuesta de los colectivos visitados que no puede reducirse a creer que están chequeando el avance de una obra o plan.
No son visitas de mera cortesía, sino para esclarecer dudas e inquitudes sobre las indicaciones emitidas, y al mismo tiempo recibir opiniones que permitan modificar las decisiones cuando sea necesario, lo cual es un acto de democratizar el proceso de dirección.
Por supuesto que ante algo mal hecho se hace la crítica oportuna, pero esa gestión itinerante, después de las necesarias horas de trabajo en las oficinas, reuniones y despachos enriquecen las relaciones entre los niveles de dirección y sobre todo, con los trabajadores.
Y aunque lo mencionamos al final, es muy importante que al recibir esas visitas se tenga en cuenta que constituyen una oportunidad para «destrabar» gestiones que por cualquier razón impiden conseguir un recurso que requiere decisiones de varias entidades, o están en otros terrritorios.
No son trabajas mal intencionadas, pues pueden haber surgido en este nuevo escenario en el cual la tan necesaria y beneficiosa inmovilidad impuesta para evitar contagios pudiera entorpecer alguna gestión que con una sencilla coordinación telefónica se resuelve.
Al ser programadas con antelación, las visitas son una oportunidad que no deben desaprovecharse porque es una herramienta valiosa cuando ya se han agotado todas las posibilidades al alcance.
Entonces, demos la bienvenida a las visitas de trabajo con corteses planteamientos de solicitud de apoyo y acompañamiento para continuar la vida, pero cumpliendo los planes y también las medidas higiénico sanitarias.

 
Pin It

Escribir un comentario

Para comentar recuerde:
1- No utilizar palabras obsenas u ofensivas.
2- Que su comentario debe tener relación con el tema.
Los comentarios que no cumplan las políticas anteriores serán despublicados.