noticias2.jpg

¿Basta el control en fronteras contra la Covid-19?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valorar 3.33 (3 Votos)

 

Por Arturo Chang

Ahora que concluyeron la cuarentena que había en Villa Clara, tanto la de Camajuaní como la de Mataguá, conviene tomar experiencias de esa medida extrema y sus resultados, pero resultados no solo en el control de la expansión del nuevo coronavirus, sino también en el desarrollo de la vida personal, familiar, social, laboral a nivel de la comunidad y de cada individuo.

Las consecuencias del confinamiento obligatorio significó sacrificios tanto desde el punto de vista colectivo como el de uno solo de los habitantes del lugar, por lo cual quienes las padecieron pueden tener suficientes argumentos para no querer volver a pasar por lo mismo.

Eso pudiera explicar el porqué de la favorable acogida popular que tuvieron las palabras del gobernador Alberto López Díaz cuando anunció que los puntos de entrada a la provincia tendrían un control riguroso para detectar hasta a los asintomáticos y no permitirles ni la más remota posibilidad de extender el contagio.

martirena punto control

También fueron muy bien recibidas las aclaraciones de la presidenta del Consejo de Defensa Provincial (CDP) Yudí Rodríguez Hernández cuando indicó una correcta selección de los más idóneos para trabajar en esos puntos de control en fronteras, y enfatizó que no habría excepciones.

Pero ambos NO se han referido únicamente a las acciones que se deben desarrollar por parte de las autoridades sanitarias, del orden interior y demás instituciones o entidades relacionadas con el asunto, pues también hablaron y con énfasis, de lo que puede y debe hacer cada persona en particular.

Por cierto, ninguna de esas precauciones requieren recursos deficitarios, pues el nasobuco se confecciona con pequeños pedazos de tela, pero hay que usarlo correctamente y este proceder depende más de la voluntad individual que de alguien vigilando y sancionando.

Lo mismo sucede con otra de las conductas expuestas por el CDP para impedir los contagios y que tampoco demanda, en este caso, absolutamente ningún medio material: una distancia correcta que impida que quien tosa, estornude, hable, silbe una melodia o expele saliva de una u otra manera pueda contaminar a nadie.

También insistieron en el lavado de las manos, desinfectarlas al igual que las suelas de los calzados que son acciones defensivas que evitan la penetración del SARS-CoV-2 en el cuerpo humano, cuyas puertas de entrada son los ojos, la nariz y la boca que no debemos tocar.

El control de las fronteras es vital en estos momentos, pero no resta importancia a las medidas individuales y que cada persona se proteja como si quienes le rodean padecieran de la Covid-19 y estuvieran asintomáticos.

Hay que vivir sin pánicos, pero también sin confiarnos en que basta con el chequeo en los puntos de entrada a Villa Clara.

Pin It

Escribir un comentario

Para comentar recuerde:
1- No utilizar palabras obsenas u ofensivas.
2- Que su comentario debe tener relación con el tema.
Los comentarios que no cumplan las políticas anteriores serán despublicados.